Cierro los ojos y respiro

Me levanto a las 8:00 de la mañana y me preparo unos mates con unas tostadas, o galletas, o lo que tenga a mano. Mientras desayuno veo las paredes de mis vecinos a través de las rejas de mi ventana. Y pienso “¡Volví! Volví luego de seis meses de estar dando vueltas en un barco, seis meses de viajar por el Caribe, si miraba por la ventana estaba el mar, el sol, las playas y el horizonte. Pero ahora estoy de vuelta en casa”. Cierro los ojos y respiro.  Seguir Leyendo

Perú: una aventura en alturas

Cuando empecé a escribir las primeras líneas sobre el viaje por Cusco y sus alrededores sentí que estaba armando una simple guía de viajes y pensé -”hubo una persona que le puso muchísimo más sentimientos que yo ¿Por que no le pregunto a ella que le pareció?”-.

Así que le mandé unos mensajes, le pregunté si le gustaría escribir sobre el viaje y me dijo “Obvio”.

Los dejo con Mara para que les cuente un mismo viaje, con distintos puntos de vista Seguir Leyendo

Vuelta al Perro – Siem Reap en 4 días

Si hay un lugar que desconocía por completo, donde no sabía que me iba a encontrar y solo fui por un par de imágenes que vi, es Siem Reap. Una ciudad de templos milenarios, una historia devastadora de guerras y golpes militares y uno de los escenarios preferidos para fotografías, cine y arqueología. 

Llegué sin ningún plan o idea de cómo iban a ser mis días ahí. Solo se que tenía 4 días para ver lo que quería y descubrir un nuevo mundo antes de continuar mi viaje por Vietnam, así que aquí les dejo un detalle de lo que fueron mis días por Camboya y quizás se ahorren un poco de tiempo.

En Argentina se usa el término “vuelta al perro” cuando querés decir que vas a un lugar y volvés rápido. Es algo que sucede rápido y en lo posible caminando. Como quien saca al perro de la casa para que haga sus necesidades y lo vuelve a entrar.

Seguir Leyendo

100 Cosas en 100 Días de Cuarentena

Para mi todo esto empezó un 26 de Marzo en el puerto de Southampton, Inglaterra, a bordo de un barco Crucero

Desde entonces tuve que hacer 3 aislamientos, rompí uno, estuve en tres barcos diferentes, navegué por los mares de Irlanda, Alborán, Balear y Caribe, el canal de la Mancha, la Bahía de Vizcaya, el estrecho de Gibraltar y el Océano Atlántico. Viaje en 3 aviones, pase por 4 aeropuertos (uno se repitió dos veces más). Puse un pie en Gibraltar, Barbados y finalmente Buenos Aires.  Seguir Leyendo