Cierro los ojos y respiro

Me levanto a las 8:00 de la mañana y me preparo unos mates con unas tostadas, o galletas, o lo que tenga a mano. Mientras desayuno veo las paredes de mis vecinos a través de las rejas de mi ventana. Y pienso “¡Volví! Volví luego de seis meses de estar dando vueltas en un barco, seis meses de viajar por el Caribe, si miraba por la ventana estaba el mar, el sol, las playas y el horizonte. Pero ahora estoy de vuelta en casa”. Cierro los ojos y respiro.  Seguir Leyendo