Un momento en Hanoi

Ahí estoy, parado en el cordón de la vereda en un barrio de Hanoi, como en las franjas de guerra que se debe cruzar para hacer retroceder al invasor. La primera está ocupada por un centenar de peatones, cada uno buscando llegar a su destino sin importar lo que se cruce en su camino. Una acumulación de gente que viene y que va, los separan no más de 30 centímetros de su próximo obstáculo. Seguir Leyendo